Andalucía.

Posted by Redacción | Turismo En Andalucia
La maravillosa situación de Andalucía, en el sur de España, sirviendo de puente entre Europa y África, posibilita que tenga uno de los mejores climas de Europa. En Andalucía predomina  el clima mediterráneo, con innumerables  horas de sol. Si sumamos a esto sus increibles playas, encontramos unos condicionantes ideales para el desarrollo del turismo de sol y playa.


La zona litoral andaluza, es la que tradicionalmente ha liderado la afluencia turística, pero actualmente se están cambiando las tornas, y los nuevos viajeros optan por conocer el rico patrimonio ambiental y cultural del interior, existiendo un incipiente turismo rural basado en una oferta de gran calidad.


En Andalucía se puede practicar el turismo a lo largo de todo el año, debido a la benignidad de su clima. Siendo Diciembre el mes de menor afluencia y Agosto el de mas.


Con 900 kilometros de costa están bañados por el Atlántico, al oeste, con Huelva y Cádiz, y por el Mediterráneo, donde encontramos la Costa del Sol (parte de Cádiz y Málaga),la Costa Tropical (Granada y parte de Almería) y la Costa de Almería.


Andalucía posee 84 banderas azules, tanto a las playas, como a los puertos (18), que acreditan su calidad y sostenibilidad.


Ver mapa más grande


Turismo Andalucía


Pensar lo que el noble Alí ben Ziyad Al-Qutí tuvo que penar es triste, pero que más de 500 años después nos acordemos de él hace que por los menos su esfuerzo no haya sido en balde.

Ver ahora como su descendiente, que durante todos estos años ha mantenido la herencia de su clan, explica su historia no tiene precio.

Cuando los laluyyi o arma, “los renegados”, como eran conocidos por los habitantes de la curva del Níger por haber tenido contacto con los infieles cristianos en Castilla, conquistaron los territorios cercanos a Tombuctú su ejército estaba formado mayoritariamente por expulsados de los antiguos reinos árabes de Andalucía, capitaneados por el almeriense Yuder Pacha que nació con el nombre de Diego de Guevara en Cuevas de Almanzora (Su impresionante historia merece un post aparte).

Este llevaba con él un ejército que mayoritariamente hablaba el castellano de  más de 5.000 andalusíes,  apoyados por magrebíes, otros 500 renegados europeos, 1.000 camelleros con 8.000 dromedarios y algunos cañones.

Se establecieron en la curva noroccidental del Níger y tras la conquista se mezclaron con la población local. Los andalusíes preservaron su lengua, mezcla del castellano y del árabe y un  gran número de términos castellanos pasaron a las lenguas de las gentes del Níger, sobre todo al songhai.

Había muchos andalusíes y había cristianos mercenarios, pero aunque ellos creían que eran de los primeros en llegar allí su sorpresa fue mayúscula  al ver que otros andalusíes habían llegado mucho antes allí.

Un siglo antes Alí ben Ziyad Al-Qutí huyo de Al-Andalus en Mayo de 1468 y habría llegado a Tombuctu en pleno siglo XV llevando con él el mayor de sus tesoros, su biblioteca personal.

Cuando llegó y también aunque parezca extraño no fue recibido como un extranjero sino como un amigo y es que aunque parezca curioso en el siglo XV había una comunicación fluida entre los reinos, cultural y económica, por ejemplo la mezquita  Djinguereiber, llamada “La grande”, la más antigua de la ciudad, fue construida en 1325 por Ishaq es-Saheli, un arquitecto granadino.

Aún podemos recrearnos un poco más en la historia, porque al-Qutí significa el Godo, es decir proviene de una familia Goda, que cambia a musulmana cuando estos llegaron a la península. Conserva su biblioteca, se exilia tras la reconquista y cambia a Kiti cuando llega al Niger  (la actual Malí) y aún así mantiene sus libros como el más valioso de sus tesoros.

Y es que está familia siempre ha sabido que han sido depositarios de un tesoro iniciado por sus antepasados.

Ya en el siglo X, Ibn Al-Qutiya (El hijo de la Goda) había escrito el libro de la conquista de Al-Andalus. Más tarde Alcoatí (Suleiman ben Arit al-Qutí) había sido uno de los más famosos oftalmólogos de su tiempo escribiendo tratados adelantados a su tiempo en el siglo XII.

Parece que no se puede superar pero el hijo de Alí, el que huyo de Toledo, Mahmud al-Quití, nacido en Niger  a la postre escribió la primera historia del Africa negra: el Takich el-Fettash, llamada la Crónica del Viajero, una completísima historia de las gentes, lugares y costumbres del África subsahariana, y es ahora considerado el primer escritor negro conocido.

Y ya para acabar con una traca final se ha comprobado que toda la familia son descendientes de Sara la Goda, nieta de Witiza el último rey godo incontestado, que reinó entre 700 y 710, cuyo fallecimiento abrió la puerta al turbulento periodo que daría lugar a la islamización del Reino Visigodo de Toledo. Y de su propia familia.

Inimaginables son las peripecias que han tenido que pasar para que todo este legado haya llegado a nuestros días unido, y no podemos dejar de sorprendernos viendo como el Fondo Katí nos ofrecen una información valiosísima de nuestro pasado andalusí, y como su cultura se propago desde la península llegado a mas allá de las arenas del Sahara.

Ahora podemos ver el milagro que ha sucedido pero hasta hace muy poco tiempo todo estuvo a punto de irse al traste. Siglos de un impagable esfuerzo que a punto estuvo de no tener ningún fruto debido a la degradación y la codicia .

La familia Katí ha mantenido durante todos estos años, y no son pocos más de 500, en el más increíble secretismo y dándose cuenta en todo momento de su origen andalusí una de las más increíbles bibliotecas que se pueden disfrutar en el mundo, y que tocan todos los temas, desde la vida en ciudades como Córdoba en aquella época a la Medicina o las Matemáticas, pasando como no por la religión, que es la que se lleva la mayor parte de los documentos.

Los documentos, legajos, libros y manuscritos  que forman parte del Fondo Katí forman ahora parte de la biblioteca andalusí de Tombuctú ya que a  finales de septiembre de 2003, se terminó su construcción, donde se albergaron los más de 9.000 documentos manuscritos que forman a día de hoy el denominado Fondo Katí y que nos ofrecen una información valiosísima del pasado andalusí.

Pertenecientes en su mayoría a los siglos XV y XVI, sirven de nexo entre el pasado y el presente y nos muestran como una familia ha sabido conservar orgullosamente durante todos estos años algo que forma tan parte de ellá como sus genes. Su cultura y sus raíces.

Ahora el legado el último rey godo, del primer historiador árabe y del primer escritor africano descansan en Africa.

Es Tombuctu, pero es un trozo de Andalucía.

P.D.: Sí, lo sabemos. No es exactamente hacer turismo en Andalucía. Pero teniamos que contar que hay un pequeño trozo de Andalucía en en centro de África.

Ver mapa más grande

* Como a Juan Ramón Jiménez, una licencia poética. Nos parece más bonito trozito que trocito.


Turismo Andalucía

La historia de Andalucía es una crónica de ciudades
antiguas y oleadas de pueblos que dejaron su legado y tradiciones.

Así, gracias a la fertilidad y riqueza mineral de los
suelos andaluces, y a unas condiciones climáticas favorables, esta región ha contado
con presencia humana desde la Prehistoria como lo atestiguan los hallazgos de
pinturas rupestres, conjuntos dolménicos y restos arqueológicos encontrados en
diversos puntos de nuestra geografía.

Andalucía cuenta también con el orgullo de poseer la ciudad
más antigua de Occidente, la mítica Gadir, la actual Cádiz, que fue fundada por
los fenicios hacia el año 1.100 a.C.
Además de este pueblo, tartesios, íberos y cartagineses
fueron otras de las culturas que se establecieron en estas latitudes antes de
la colonización romana, con quien esta tierra pasaría a llamarse Bética.
Al esplendor del Imperio Romano, que dejó sus huellas en
ciudades como Itálica, en Santiponce (Sevilla), Baelo Claudia (Cádiz) o en cualquier punto de nuestra región le sucederían visigodos y
bizantinos hasta que en el año 711 se inicia una rápida penetración musulmana.
La cultura andalusí permaneció en esta tierra durante
ocho siglos, dejando algunos de los hitos monumentales más importantes del
patrimonio andaluz: la Mezquita –Catedral de Córdoba y su centro histórico; la
Alhambra, el Generalife y el Albayzín de Granada y la Giralda y Alcázar de
Sevilla, todos ellos declarados Patrimonio de la Humanidad.
La aventura de Al-Ándalus llegaría a su fin con la
reconquista cristiana, que alcanzó su culmen con la anexión del reino nazarí de
Granada en 1492, año en el que también Andalucía pasó a convertirse en Puerta
de las Américas en tanto que fue el puerto onubense de Palos de la Frontera el
que vio partir a las naves de Cristóbal Colón en busca del Nuevo Mundo.
El descubrimiento de América reportaría grandes riquezas
al convertirse primero Sevilla y, posteriormente, Cádiz, en Puerto de Indias
dejando constancia de ello monumentos como la Casa de la Moneda, la Fábrica de
Tabacos o el Archivo de Indias sevillanos, declarado éste último Patrimonio de
la Humanidad, o las murallas de la ciudad vieja de Cádiz y sus casa-palacio con
las torres miradores, como la Torre Tavira.
Esta nueva situación también tuvo su reflejo en el arte
que se desarrolló durante lo que se conoció como el Siglo de Oro (ss. XVI y
XVII).
Ciudades como Úbeda y Baeza en Jaén, declaradas
Patrimonio de la Humanidad, son el mejor exponente de un Renacimiento rico y
prolífico que dejó grandes obras.
Por su parte, la huella del Barroco andaluz, un
movimiento artístico de gran repercusión en nuestra región, puede seguirse en
localidades cordobesas de Priego de Córdoba, Cabra y Lucena, donde este arte
dejó sus mejores muestras.
Otro año relevante en nuestra historia más reciente es
1.812, fecha en la que Cádiz se convierte en la cuna del liberalismo al
proclamarse en esta ciudad la primera Constitución española, tras la derrota de
las tropas francesas en su intento por expandirse por territorio español.
Los últimos acontecimientos históricos que legaron su
patrimonio monumental a Andalucía fueron las exposiciones universales
celebradas en Sevilla en 1.929 y 1.992, respectivamente, siendo esta última,
además, responsable de la transformación más moderna que ha sufrido Andalucía
en los últimos tiempos y que sigue actualmente convitierdo a Andalucía en una tierra con mucho pasado pero aún más futuro.


View Larger Map


Turismo Andalucía